Xan Roldan estrena ‘Sayonara’

Xan Roldan, es el proyecto en solitario del cantautor de Urrao, Antioquia Juan Alexander Roldan. La propuesta del artista radicado hace más de una década en Medellín, está influenciada por el City Pop, el Electropop y el Neo Soul. Es un artista apasionado, disciplinado y curioso, crea música y canciones que se enlacen a través del sonido y la imagen, pues gracias a su carrera paralela de productor de multimedia, está en búsqueda de espacios que lo puedan inspirar. La intención de su propuesta es crear música desafiante y cautivadora para los oídos más exigentes. Xan Roldan hace canciones que trascienden a partir de la cualidad más natural del ser humano, la sinceridad.

“Con mis canciones quiero transmitir mis vivencias y pensamientos, además de hablar de la complejidad del ser humano, tratar estados de ánimo que pasan desapercibidos, pero que están tan vigentes en nuestra sociedad. También quiero llevar con mi música el anhelo futurista de lo que nos espera en unos años”, comenta el músico colombiano con influencias de artistas como Toshiki Kadumatsu, Anri, Sade, The Weeknd, Kali Uchis, Bjork y Pink Floyd.

‘Sayonara’ es el EP debut de Xan Roldan, un trabajo musical de seis canciones en donde el artista le canta al existencialismo, la tristeza, la migración, los sueños, a la maravilla de aprender algo de una persona especial, habla de hablarnos a nosotros mismos y a Dios. El EP se influencia en el City Pop y en el mundo de la cultura japonesa (Música, cine, manga, anime).

“‘Sayonara’ es el final dela mayoría de mis inseguridades y el inicio de mi proyecto musical. Cuando cree este EP cerraba muchos ciclos en mi vida. Es, sin duda, un trabajo que hice para cerrar ciclos desde varios puntos y momentos que estaban destinados a no ser. Es un EP de transiciones y periodos que me sirvió para abrir el cuerpo y el alma para lo que está por llegar”, agrega Xan Roldán.

‘Sayonara’ de Xan Roldán habla de situaciones existenciales y de transiciones en ‘Cráteres’ (En los pies de un Caminante), de gratitud y dedicatoria en ‘Baby Alien’, de nostalgia y privacidad en ‘Tristeza en Psicodelia’, de cambio y de sueños en ‘Mujer Boreal’, de consejo y conflicto en ‘Agua Ardiente’ y de reflexión y anhelos en ‘Shikon’.