Vida y alimentación saludable, previenen problemas de hígado graso

Colesterol alto, niveles elevados de triglicéridos en la sangre, resistencia a la insulina, síndrome metabólico, obesidad, síndrome de ovario poliquístico, diabetes 2 e hipotiroidismo son algunos factores de riesgo para desencadenar enfermedad hepática grasa no alcohólica (EHGNA).

Es así, que la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), recomienda a la población llevar una dieta saludable con frutas, verduras y cereales integrales, realizar actividad física, mantener peso adecuado o bajar de peso, limitar bebidas y alimentos ricos en azúcar, carnes rojas, limitar el consumo de grasas y la ingesta de alcohol; así como no fumar, para prevenir este padecimiento.

Pese a que es normal tener algo de grasa en las células del hígado, tener demasiada grasa puede interferir con su funcionamiento normal, ya que este actúa como filtro para remover las toxinas de la sangre, lo ayuda a digerir la comida y también mantiene constante su nivel de azúcar en la sangre, entre otras tareas, por ello, la importancia de llevar una vida sana.

Derivado a que la enfermedad del hígado se ha vuelto cada vez más común y la mayoría de las veces no se presentan síntomas, es importante estar atentos si presenta cansancio, malestar general, dolor o molestia en la parte superior derecha del abdomen, picazón en la piel, hinchazón de piernas o abdominal (ascitis), falta de aire, coloración amarillenta de la piel y los ojos (ictericia), acudir de manera inmediata a un especialista.

La SSM, pone a disposición de la población sus unidades médicas para la detección, atención y tratamiento de esta enfermedad, que de no tratarse puede convertirse en cirrosis o cáncer y causar la muerte.