Riesgos del Consumo Indiscriminado de Medicamentos para Dormir

El Dr. Omar Cárdenas Sáenz, médico del Servicio de Neurología del Antiguo Hospital Civil de Guadalajara Fray Antonio Alcalde, advierte sobre los riesgos del uso excesivo de medicamentos para dormir. Según él, el 90% de las personas que los consumen desconoce los posibles efectos negativos a corto y largo plazo.

Entre los efectos secundarios, se menciona la pérdida de memoria y el adelgazamiento de la corteza cerebral. El consumo crónico se relaciona incluso con una atrofia más rápida del cerebro. Cárdenas Sáenz destaca que muchas personas recurren a estos medicamentos sin considerar cambios en los hábitos de sueño.

El médico explica que fármacos como las benzodiacepinas, clonazepam o alprazolam, diseñados para otros propósitos, a menudo se utilizan para inducir el sueño. La automedicación es común, sin conciencia de los posibles efectos a largo plazo.

Advierte sobre el riesgo particular en adultos mayores, ya que el uso nocturno de estos medicamentos puede causar inestabilidad al caminar, aumentando el riesgo de caídas. Destaca la importancia de suspender gradualmente estos medicamentos y sugiere cambios en el estilo de vida antes de recurrir a ellos.

Cárdenas Sáenz recomienda abordar problemas de sueño con cambios en los hábitos, como dormir en completa oscuridad y silenciar el teléfono. Sugiere actividad física matutina, ya que hacer ejercicio por la tarde o noche puede afectar el sueño. Enfatiza la necesidad de consultar a un médico antes de recurrir a medicamentos, ya que el insomnio puede ser un síntoma de otras condiciones médicas.

En especial, advierte sobre el peligro en personas más jóvenes, ya que el uso indebido de estos medicamentos puede llevar a la adicción y provocar efectos secundarios. Propone alternativas como la melatonina, una sustancia natural, o la quetiapina, para inducir el sueño.