Review de ‘Rustin’

Rustin, dirigida por George Wolfe, aborda un tema significativo que la posiciona como contendiente para prestigiosos premios como los Oscar. La película profundiza en la vida del líder de los derechos civiles Bayard Rustin, ofreciendo una visión de sus luchas y contribuciones al movimiento.

Una de las fortalezas notables de la película radica en su representación de eventos históricos y la resonancia de su tema central. La narrativa presenta el viaje de Rustin con un sentido loable de respeto y autenticidad, arrojando luz sobre su papel fundamental en la formación del movimiento de derechos civiles.

Sin embargo, donde Rustin falla es en su caracterización. A pesar del material ponderoso, los personajes no logran cobrar vida en pantalla, lo que resta impacto a la historia en general. Especialmente, la representación de figuras prominentes como MLK carece de la profundidad y autenticidad necesarias para involucrar completamente al público. El desempeño de los actores, incluido Coleman, se siente falto de profundidad emocional, con momentos destinados a evocar empatía que no alcanzan debido a una percepción de falta de autenticidad.

Los aspectos técnicos de la película, como el ritmo y el trabajo de cámara, son aceptables pero no excepcionales. El ritmo mantiene un flujo constante, permitiendo que la narrativa se desarrolle sin impedimentos significativos. Sin embargo, la dependencia de tomas en primer plano durante las escenas de diálogo puede limitar la dinámica visual de la película, potencialmente restando atractivo visual en general.