Necesario endurecer sanciones para salvaguardar a menores del consumo de alcohol y el tabaco

Ante el incremento de casos de adolescentes entre 12 y 17 años que ya han probado alcohol o tabaco, la diputada Liz Alejandra Morales Hernández, presentó ante el Pleno del Poder Legislativo un proyecto de Decreto por el que se reforma el artículo 42 de la Ley Contra las Adicciones en Michoacán, para endurecer sanciones a quienes vendan esos productos a menores.

En este sentido, la legisladora del Partido Acción Nacional (PAN) propuso ante sus compañeros, reformar el marco legal para mandatar que los establecimientos comerciales que vendan alcohol o tabaco a menores pierdan su licencia de funcionamiento desde la primera ocasión en que lo hagan, y no otorgando una segunda oportunidad como actualmente define la ley.

Al abordar la Tribuna del Congreso del Estado, Liz Alejandra Hernández precisó que el consumo de alcohol y tabaco es nocivo para las personas en todas las edades; sin embargo, dijo que cuando son menores de edad quienes los consumen, además de los factores de salud física, “debemos sumar factores emocionales y sociales”.

Agregó que a nivel mundial, el consumo de drogas en general registra un aumento constante en los últimos 20 años, lo que afecta la sana convivencia en comunidad y en la familia.

En México, dijo, de acuerdo con los datos de la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco en el año 2017, se observa que el 40% de los adolescentes entre 12 y 17 años han probado alcohol alguna vez, mientras que casi 700 mil fuman.

“En nuestro país, la edad promedio de inicio de consumo de tabaco diario de los adolescentes es a los 14 años, y quienes fuman, consumen 6 cigarros al día en promedio”, precisó.

La diputada Hernández Morales manifestó la importancia de legislar para que la prohibición de la venta de alcohol y tabaco a menores de edad, deba ser bien vigilada por las autoridades, y sancionar a quienes incumplan con esta disposición, porque aun cuando en la Ley Contra las Adicciones en el Estado de Michoacán, se especifica que “los establecimientos comerciales que sean reincidentes en la venta de alcohol o tabaco a menores de edad, perderán su licencia de funcionamiento de forma irrevocable”, considera debe ser desde la primera ocasión en la que se pierda ese permiso, “ya que los daños provocados por estas sustancias a los menores nos obligan a ser responsables con este tema, a nosotros como legisladoras y legisladores y a quienes venden estos productos”.