Impacto Ambiental y Social de la Exportación de Aguacates de México

Climate Rights International ha publicado un informe detallado sobre las consecuencias ambientales y sociales derivadas de la expansión de la industria del aguacate en México, con un enfoque particular en los estados de Michoacán y Jalisco. El estudio revela que la producción de aguacates destinados a la exportación, especialmente a Estados Unidos y otros mercados importantes, está contribuyendo significativamente a la deforestación y al robo de agua en estas regiones.

El informe destaca la vinculación entre grandes importadores y supermercados estadounidenses con la destrucción ambiental documentada. A pesar de los compromisos asumidos por las autoridades mexicanas y estadounidenses en relación con el cambio climático y la deforestación mundial, el informe señala la falta de medidas efectivas para frenar estas prácticas devastadoras.

La producción de aguacates en México, que representa el 80% de las exportaciones consumidas en Estados Unidos, ha experimentado un rápido crecimiento, alcanzando un valor anual de USD 3.000 millones. Aunque las campañas de marketing han promovido la “sostenibilidad” de los aguacates mexicanos, el informe evidencia que muchas empresas importantes no han implementado medidas adecuadas para prevenir la participación de productores vinculados con la deforestación en sus cadenas de suministro.

El estudio revela la ilegalidad generalizada en la deforestación para el cultivo de aguacates, con consecuencias perjudiciales para el medio ambiente y las comunidades locales. Además, se documentan abusos en forma de amenazas, ataques y asesinatos dirigidos a líderes indígenas y residentes que defienden los bosques y el agua.

Las empresas estadounidenses Calavo Growers, Fresh Del Monte Produce, Mission Produce, West Pak Avocado, y la mexicana Aztecavo son identificadas en el informe como abastecedoras de aguacates cultivados en terrenos deforestados en 2022. Estos productos fueron distribuidos a cadenas de supermercados importantes, incluyendo Albertsons, Costco, Kroger, Trader Joe’s, Walmart y Whole Foods.

El informe hace un llamado a la acción, proponiendo que tanto los gobiernos de México como de Estados Unidos utilicen sus mecanismos de certificación para prevenir la exportación de aguacates asociados con la deforestación. Esta medida, considerada como una solución simple y de bajo costo, podría frenar el incentivo económico para la tala de árboles y proteger tanto a las personas como al medio ambiente.

La situación planteada por Climate Rights International destaca la urgencia de adoptar medidas efectivas a nivel global para proteger los bosques y garantizar los derechos de las poblaciones locales.