Ataque Armado en Sala de Conciertos de Moscú

Tres hombres armados irrumpieron en el Crocus City Hall, una sala de conciertos ubicada en el área de Moscú, desatando una ráfaga de disparos y provocando caos. Según informes de las agencias de noticias estatales rusas TASS y RIA Novosti, los atacantes, vestidos con uniformes de camuflaje, dispararon armas automáticas al entrar en el piso principal del salón. Testigos presenciales relataron escenas de terror mientras los asaltantes presuntamente arrojaban explosivos, provocando un incendio que envolvió el edificio en llamas.

La sala de conciertos estaba albergando un evento con la renombrada banda de rock rusa, Picnic, atrayendo a una multitud de más de 6,000 asistentes. En medio del caos, se estaban llevando a cabo esfuerzos de evacuación, pero surgieron preocupaciones sobre las personas potencialmente atrapadas en el interior. Videos circulaban en las redes sociales, capturando el angustioso episodio, con el sonido de los disparos resonando en el salón y mostrando a los atacantes armados moviéndose con impunidad entre los aterrados asistentes al concierto.

Las autoridades se movilizaron rápidamente, con Andrei Vorobyov, el gobernador de la región de Moscú, estableciendo un grupo de trabajo para abordar la situación. Unidades de policía antidisturbios fueron desplegadas para ayudar en la evacuación a medida que la magnitud del ataque se hacía evidente. El incidente sigue a recientes advertencias de seguridad emitidas por las embajadas occidentales en Moscú, advirtiendo contra las áreas concurridas debido a la percibida amenaza de un ataque inminente.

A pesar del rechazo del presidente ruso, Vladimir Putin, de tales advertencias como intentos de intimidar a la población, el motivo detrás del asalto sigue sin estar claro.